¿No me juzgues por mi pasado?

“No me juzgues por mi pasado es una frase que he escuchado cientos de veces… debo confesar que en alguna ocasión la he utilizado también.

Esta frase se constituye una defensa incuestionable ante cualquier ataque. Es una frase que da por terminada cualquier discusión. Al fin y al cabo, ¿qué se puede responder a este tipo de argumento? si todas hemos cometido errores y esperamos que los demás tengan la delicadeza de no confrontarnos con ellos.

Considero que esta frase es injusta y utilizada a conveniencia de quien se considera afectado.

Tengo una amiga que tiene esta frase como un estandarte. Un día al presentarla a un grupo de colegas, simplemente dije su nombre a las demás; al quedarnos solas, ella me reclamó que no dije su titulación, que no expuse su experiencia ni acompañé la presentación con los nombres de los proyectos que ha dirigido o las empresas para las cuales ha laborado. “pero siempre dices que no soportas ser juzgada por tu pasado” le respondí; a lo que ella enfadada me dijo, pero esa parte de mi pasado si es importante para mí.

Si no juzgo a una persona por su pasado, ¿Cuál sería el parámetro para comprenderla? ¿Cómo puedo conocerla realmente?

¿Realmente no quieres ser juzgada por tu pasado?… O es solo una parte de tu pasado…

Mi amiga, en caso de ser real esta historia, tiene un problema que la mayoría tenemos: queremos que los demás reconozcan nuestros éxitos pero no soportamos cuando se mencionan los errores.

Es cierto que algunas personas buscan ocasión para señalarnos, cuestionarnos y juzgarnos; pero, esperar o exigir que los demás no se atrevan a mencionarnos siquiera aquellas situaciones que vivimos, es injusto de nuestra parte.

¿De cuál parte de tu pasado esperas librarte?  

Yo quiero que me juzguen por mi pasado, porque es parte de mí, de mi historia, de la formación de mi carácter y personalidad. Claro, pido un juicio justo.

Lo justo es que el juicio se efectúe de una manera completa, tomando en cuenta los aspectos positivos y negativos en la misma medida. Poniendo sobre la mesa los fracasos y los éxitos.

Estoy segura que tu pasado, igual que el mío, contiene muchas experiencias positivas y muchas negativas. También estoy segura, que cada una de estas experiencias han sido utilizadas por Dios para permitirte crecer y aprender.

1 comentario de “¿No me juzgues por mi pasado?”

  1. Me encanto. Otra frase que al menos yo utilizaba era no me enorgullece mi pasado, pero es una realidad la q planteas porque cuando utilizaba esta frase me refería a una parte de mi. Hace ya unos años Dios trabajo esa parte de mi haciéndome entender lo mismo q planteas, hay aspectos positivos y negativos que viví pero que gracias a esto hoy soy la mujer que soy.

    Considero que este tipo de frases demuestran el valor que se tiene de si mismo. La estima. Si Dios no nos juzga por el pasado que tuvimos, porque dejar que lo que lo negativo que opinen otros de mi afecte, el concepto de quienes somos ya Dios lo definió: somos nuevas criaturas en él y si estamos en él cada dia el ira moldeandonos a su semejanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *