Santidad de una Mujer Sabia

Hoy día, muchas mujeres cristianas y no cristianas, ocupan largas horas en buscar cuál es el propósito de su existencia. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? Son preguntas que desde la antigüedad el ser humano se ha planteado. La adolescencia es la etapa en que generalmente no se tiene una respuesta clara a esas preguntas. Pero seamos sinceros, muchas veces, aun en la adultez, estas preguntas siguen inquietándonos.

Quizás el día que reconociste al Señor Jesucristo como Salvador alguien te dijo: Dios tiene grandes propósitos contigo.

De hecho, son muchos los libros que se producen cada año buscando dar respuestas a estas preguntas. Son muchos los grupos que se levantan buscando dar respuestas a estas preguntas. (grupos religiosos, artísticos, filosóficos…) Son muchas las personas que buscan asistencia psicológica para responderse estas preguntas.

Pero Son pocos los que en oración y ayuno, buscan respuestas en Dios…en Su Palabra.

La respuesta esta en la Biblia:

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él. Efesios 1:3-4

Dios te escogió para que vivas en santidad.

Si Dios nos creó y nos escogió para ser santas…quiere decir que es SUMAMENTE importante para nosotras SABER y SER Santas.

El significado de la palabra SANTO, en su definición más simple es APARTADO

Santo= apartado (para Dios)   santidad= cualidad de quien es santo.

La Mujer cristiana Es SANTA pero debe SANTIFICARSE

¿Cómo así?

*SANTIDAD INMEDIATA:

Desde el momento en que creemos, que reconocemos a Cristo como señor y salvador…El nos santifica:

Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1 Corintios 1:3

En esa voluntad somos santificadas mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Hebreos 10:10;14

Somos santificadas al momento de recibir el sacrificio de Jesucristo por redención de nuestros pecados.

Somos SANTAS PERO DEBEMOS SER SANTAS. Aunque hemos sido santificadas en Dios TENEMOS la responsabilidad de SER SANTAS.

*SANTIDAD PROGRESIVA:

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Corintios 7:1

Tenemos promesa del cuidado de Dios, promesas de ser salvados en Cristo y ESAS PROMESAS nos comprometen a LIMPIARNOS DE TODA contaminación de carne para perfeccionar la santidad.

¿Contaminación de carne? ¿Cómo así?

Gálatas 5:16-21 Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.  Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.  Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,  envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 

Andad en el Espíritu, y no satisfagáis no le des rienda suelta, no le des los gustos a los deseos de la carne. 

Las obras de la carne, aquello de lo que debemos limpiarnos:

Adulterio: Intimidad con otra persona que no es su cónyuge.

Fornicación: Intimidad fuera del matrimonio.

Inmundicia: Indecencia o deshonestidad de una persona o de sus acciones.

Lascivia: la lujuria sin control.

Idolatría: práctica religiosa a ídolos / amor a una persona o cosa.

Hechicería: practicar la magia.

Enemistades: aversión, odio u oposición entre dos o más personas.

Pleitos: Enfrentamiento o discusión entre dos o más personas por diferencia de opiniones o de intereses.

Celos: Sentimiento que experimenta una persona cuando sospecha que la persona amada siente amor o cariño por otra, o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella.

Iras: Sentimiento de enfado muy grande y violento.

Contiendas: guerra, enfrentamiento, pleito, pugna, rivalidad.

Disensiones: Desacuerdo, oposición entre varias personas en los pareceres o en los propósitos.

Herejías: es una doctrina que se opone inmediata, directa y contradictoriamente a la verdad revelada por Dios y propuesta auténticamente como tal por la Iglesia.

Envidias: Deseo de hacer o tener lo que otra persona tiene.

Homicidios: quitar la vida a otra persona

Borracheras: es la práctica de consumir grandes cantidades de alcohol 

Orgías: intimidad sexual en grupo.

y cosas semejantes a estas; (es decir, lo que se parece a eso aunque no se haya mencionado) los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 

2 Timoteo 2:21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.


Mujer Sabia, DIOS te llama a Santidad

1 Corintios 1:2 A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:

SOMOS SANTIFICADAS, PERO LLAMADAS A SER SANTAS

1 Tesalonicenses 4:3;7 Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.

2 Pedro 3:10-11 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir!

PUESTO QUE NUESTRA META ES EL CIELO Y QUE AGUARDAMOS LA VENIDA DE CRISTO: VIVAMOS EN SANTIDAD

¿Cómo ser santo? ¿Cómo perfeccionar la santidad?

  1. Conviértete a Cristo:

    Romanos 10:9
    que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Conviértete a Cristo, hay salvación en Cristo, hay libertad en Cristo.

  • Estudia la Biblia:

Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Juan 17:17  Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.

Si constantemente leemos y escudriñamos la Palabra de Dios, la Biblia, nuestros pensamientos estarán llenos de ella.

Si nuestros pensamientos están llenos de Dios y su palabra, nuestros sentimientos y emociones estarán regulados por Dios y Su palabra.

Si nuestros sentimientos y emociones están regulados por Dios y su palabra, nuestras acciones reflejaran el carácter de Cristo.

Si nuestras acciones reflejan el carácter de Cristo…vivimos en santidad.

  • Ora siempre

1 Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.

Que ese dialogo interno que hay en tu mente sea una continua conversación con Dios. 

Efesios 6:18  Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Ama a tu prójimo

Marcos 12:31  Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Juan 13:34-35  Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Confesar nuestros pecados y apartarnos

1 Juan 1:9  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

3:8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 

2 comentarios de “Santidad de una Mujer Sabia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *